Katana: historia y leyenda de la espada japonesa

 

La perfección del acero

 

Katana: quizás el signo más distintivo del antiguo Japón. La espada mítica, que para muchos se ha convertido en un objeto de culto, es protagonista de muchas películas (por ejemplo en el famoso Kill Bill, de Quentin Tarantino). ¿Pero es esta espada realmente lo que creemos? ¿Cómo se fabrica? Y sobre todo: ¿era realmente tan letal?

 

 

Déjanoslo saber mejor

 

Si estamos hablando de Katana, no podemos empezar con una breve introducción. En primer lugar, la Katana (en kanji?) es un tipo de espada japonesa. Exactamente, no es la única espada que los guerreros tenían a su disposición en ese momento.

 

Había otros tipos de espadas, incluyendo, por ejemplo, la espada Tachi (太刀) era un poco más larga y curva, o la Nodachi (野太刀, literalmente "espada de campo"), mucho más larga que una Katana.Esta última, de hecho, tiene una hoja con una longitud que oscila entre 60 y 75 cm y una hoja clásica e inconfundible con curvatura moderadamente acentuada. El afilado es sólo en un lado, hay un asa para poder agarrarlo con dos manos. La Katana nació para cortar, permitiendo una gran velocidad y armonía de movimientos.

 

Un poco de historia

 

Algunos indicios históricos: la espada nació en el periodo Muromachi (1392 - 1573), cuando cambió radicalmente la forma de luchar. Si anteriormente, de hecho, el guerrero llevaba la espada con la espada mirando hacia abajo, en este período la tendencia era a llevarla con la espada mirando hacia arriba, para cortar en dos a un enemigo con un solo disparo (incluso simplemente descubriéndola). A menudo la Katana estaba flanqueada por otra espada, más corta, llamada Wakizashi (脇差), de unos 50 cm de largo, utilizada sobre todo para acabar con enemigos desarmados o para cometer seppuku (切腹, a veces erróneamente llamado Harakiri, término más coloquial). Junto con Katana formó lo que se llamaba Daisho (大小, literalmente "grande y pequeño"): Katana era la parte larga, Wakizashi la parte corta.Posteriormente, en el periodo Azuchi - Momoyama (desde 1573 - 1614) la espada sufrió grandes revoluciones estéticas y de fabricación, mientras que en el periodo siguiente Tokugawa (hasta 1868) las espadas con longitudes superiores a los 60cm fueron reservadas sólo para los samuráis, como signo social distintivo.Fue durante el período Meiji (1868-1912) que la casta samurai fue declarada extinta y por lo tanto se prohibió llevar al Daisho en público.Hoy en día la producción continúa a un ritmo muy bajo, sólo para continuar la tradición. Tanto las piezas de los grandes maestros forjadores del pasado como las piezas de hoy alcanzan figuras vertiginosas.

 

¿Cómo se hace?

 

Obviamente, cada espada en el mundo está compuesta de varias partes y Katana no es la excepción.Veamos rápidamente el marco de la hoja: tenemos el mango (tsuka, 柄), la guarda (tsuba,鞘) y la vaina (saya,)... La empuñadura es de madera y está forrada en cuero, recubierta de seda tejida. Había varios ornamentos en los espacios que quedaban del entretejido.La guardia está hecha de metal finamente trabajado, una verdadera obra de arte que a menudo traía de vuelta el símbolo del clan perteneciente al guerrero. La tarea del protector era evitar lesiones en las manos causadas por el deslizamiento de las cuchillas. La funda es de madera magnolia lacada.Pasemos ahora a lo que hace de Katana una espada excepcional (quizás la mejor del mundo): la espada.

 

Producción de metales

 

Empecemos con la composición: la hoja está formada por una aleación de diferentes metales, en porcentajes que varían de herrero a herrero y maestro a maestro. Sin embargo, en principio tenemos estos porcentajes:

  • Acero: 95,22 a 98,12%;
  • Carbono: de 0,10 a 3%.
  • Cobre: 1,54%.
  • Manganeso: 0,11%.
  • Volframio: 0,05%.
  • Molibdeno: 0,04%.
  • Titanio: 0,02%.
  • Silicio: variable
  • Otros componentes: pocas pistas

Como cada gran trabajo, la producción de Katana involucra a diferentes maestros: tenemos al fabricante de hierro, el herrero que procesa el metal crudo, un herrero que lo dobla una y otra vez, un oficial de pulido y un especialista que lo corta. De esto se deduce que el proceso es largo y muy laborioso y ya desde aquí se debe entender que quizás la Katana pagada hasta 2000 euros sólo puede ser una reproducción excelente, pero no tiene nada de original.

 

El acero utilizado para Katana es exclusivamente acero Tamahagane ((玉鋼), o "acero de joya". Hecha de arena negra, se disuelve en hornos muy especiales, llamados Tatara (鑪): No me aburriré con datos y números, basta con saber que lleva más de 72 horas de trabajo ininterrumpido, por no hablar del tiempo necesario para precalentar el propio horno. En resumen, sólo toma más de 3 días para obtener el metal de la hoja.

Tenga en cuenta que de 12 toneladas de arena obtenemos unas 2,5 toneladas de Tamahagane. Además, hasta el final, la calidad real del metal es desconocida: puede surgir una aleación extraordinaria o un fallo medio. Ahora hay muy pocos hornos de este tipo, contando con los dedos de un hombre.

 

 

 

Forjado

 

Ahora llegamos al proceso más largo de toda la producción. El método utilizado es de origen chino y consiste en la fabricación del acero bruto incandescente y en su plegado varias veces por separado. La parte de metal con poco carbono de esta manera "purifica", mientras que la parte rica en carbono se dobla en capas alternas. Todo el conjunto forma un solo bloque, que a su vez se pliega hasta 20 veces, creando miles de capas (también 65.000). El proceso se detiene allí, ya que el carbono se esparce uniformemente y otros pliegues serían inútiles.

 

Pero, ¿cuál es la necesidad de todo este proceso? Hay muchas ventajas: En primer lugar, el metal tendrá diferentes capas de diferente dureza y flexibilidad, haciendo que la lámina sea lo suficientemente dura como para cortar a un hombre en dos, pero al mismo tiempo lo suficientemente flexible como para no romperse debido a un golpe; en segundo lugar, cualquier burbuja de aire se eliminó del metal, lo que era una razón para la fragilidad; además, el metal era homogéneo, con porcentajes distribuidos equitativamente a lo largo de la longitud de la lámina; finalmente, la aleación fue purificada de cualquier otro material menos precioso.La longitud y el grosor de la cuchilla sólo se evalúan cuando las operaciones de flexión han finalizado.Otro problema surge aquí: la refrigeración. ¿Cómo hacerlo? Si el enfriamiento de la cuchilla fuera demasiado rápido, se volvería muy duro, rompiendo al primer golpe; si, por el contrario, dejara enfriarse lentamente, se volvería excesivamente flexible, con poca capacidad de corte. Aquí es donde entra en juego la decisión de utilizar sólo un lado afilado: de hecho, el corazón de la hoja se mantiene blando, mientras que la hoja se endurece. ¿Pero cómo? Gracias a la arcilla: se coloca un poco de arcilla en la cuchilla y una gran parte de ella en el dorso. Todo esto se lleva a altas temperaturas hasta que la hoja adquiere un color rojizo. Los maestros de las espadas son claros: sólo uno es el color correcto (por lo tanto la temperatura), un rojo del "sol al atardecer". Bastaría una gradación ligeramente diferente para cometer un error flagrante en el acto de forjar, teniendo que tirar a la basura el trabajo que acabamos de hacer. Una vez encontrado el color correcto, la espada se enfría en un tanque de agua tibia (cerca de 37°C): la arcilla actúa como aislante, donde hay poco (cojo) el metal se enfría inmediatamente y se vuelve muy duro, mientras que donde hay mucho metal (espalda) se enfría más lentamente y permanece flexible. Los metales en este punto están completamente fundidos pero conservan la diferente dureza. Y es en este momento que el metal gira, dando a Katana su forma característica.Estamos en la parte final, donde se limpia la cuchilla y se realiza el primer afilado preliminar: todo esto estrictamente a mano, utilizando piedras de diferente dureza y grano.También se hace la decoración (que a menudo es el escudo de armas del falsificador), lo que hace que la espada sea una pieza de mayor valor.

 

 

Pulido

 

La tarea de la pulidora es hacer que la espada sea artísticamente hermosa de ver. Se tarda varias semanas y varios tipos diferentes de piedra (una de las cuales tiene un costo exagerado y se utiliza en cantidades mínimas).Estamos presenciando dos fases: la primera se llama "Shitaji togi", mientras que la segunda se llama "Shiage togi". En el "Shitaji togi togi", lo primero que hay que hacer es enderezar la hoja si, por alguna razón, es retorta (tenga cuidado: no se trata de quitar la curvatura de la espalda, sino de enderezar la hoja perpendicularmente al mango).

También es aquí donde se corrigen todos los pequeños defectos, que pueden hacer quebradiza la hoja en algunos lugares. Esto se hace utilizando piedras muy grandes y abrasivas.En el "Shiage togi", en cambio, la espada se vuelve brillante como un espejo: de esta manera se realzan las características de la hoja. No debe haber defectos, bajo ninguna circunstancia. Las piedras utilizadas son mucho más pequeñas. Claro que todo es estrictamente artesanal.El pulido, como se puede adivinar, es fundamental, especialmente en la fase "Shitaji togi": de hecho, una abrasión incorrecta o excesiva podría estropear irremediablemente la hoja, mientras que un trabajo preciso y de calidad puede incluso mejorarla. En esta fase, el afilado también es preciso: dada la finura del filo de corte, es posible afilar sin compromiso; de hecho, la cuchilla apenas se estropea.

 

 

Los toques finales

 

El trabajo de la hoja está terminado, pero ¿qué tal una hoja sin mango o vaina? Y es aquí donde entra en juego la última figura, es decir, el más apto (Sayashi). La tarea es teóricamente simple, en realidad no lo es: después de una producción tan meticulosa, a partir de la extracción del metal de la arena, no se puede dejar la última fase al azar.La composición ha sido más o menos la misma durante años, las únicas variaciones son los estilos y materiales utilizados.La hoja es cuidadosamente enhebrada y fijada en la tsuka (el mango) a través de un pedazo de bambú y luego se monta la empuñadura, que como dijimos anteriormente está finamente adornada.Además, también se produce la vaina: en el tiempo del samurai era doble (una de madera de exposición y otra de madera, pero mucho más decorada para la batalla), ahora tiende a usar sólo una.

 

Esta es Katana, el arma que muchos definen como perfecta. Todo el proceso de producción duró más de 3 meses, todos los cuales fueron totalmente comprometidos por las distintas partes implicadas en su producción. Se dice que en la espada está el alma del falsificador: ¿te parece realmente exagerada, como afirmación?

Puedes ver todas nuestras Katanas en Denavajas.

Hugo Aponte
Hugo Aponte

Perfecta para entrenamientos aunque es algo pesada para comenzar

Ing. Guillermo Mares
Ing. Guillermo Mares

Tanto en tacto como en peso lo veo bastante correcto. De todas formas, mi intención es eliminar el lavado negro para tratarlo con aceite de linaza

Arriba verifyserptrade